Es verano y tus ojos lo sufren

Guía de cuidados para tus ojos este verano

Lo creas o no,  expertos aseguran que el verano es la época del año en la que nuestros ojos sufren más y si te pones a recapitular todo lo que pasa en el verano tal vez lo comprenderás. ¡Sí! La piscina, el sol quemante, entre otros,  nuestros ojos corren riesgo de muchos daños a corto y largo plazo, es por eso que te voy a dar unos consejos muy generales que ayudarán a que tus ojos no sufran tanto este año.

Primeramente quiero enfatizar que todos debemos poner especial cuidado en nuestros ojos durante esta época pero existen personas que son más propensas a padecer conjuntivitis, o que sufren de ojos secos, si tú eres una de ellas mejor que pongas mucha atención a esta guía y ante la menor duda o signo de malestar en los ojos asiste a una evaluación en tu clinica oftalmologica.

  • Cuidado con los rayos UV: estoy muy consciente de que este es uno de los consejos más trillados en cuanto a protección ocular pero déjame decirte que es uno de los más importantes. En un estudio realizado en Europa se nos dice que son acumulativos los efectos de los rayos UV en nuestros ojos, por eso desde pequeños debemos tener la cultura de cuidar nuestros ojos, evitando asolearnos demasiado, ver destellos muy fuertes por largo tiempo (sol sobre agua o sol sobre pavimento o nieve) y por supuesto utilizar gafas de sol. También para cuidar nuestros ojos debemos aplicarnos bloqueador en la cara y en el contorno de ojos de mínimo FPS15 ya que actualmente no son nada raros los tumores malignos en estas zonas.
  • Si usas lentes de contacto: desafortunadamente, las personas que usan lentes de contacto, ya sea porque tienen miopia o astigmatismo, tienen mayores posibilidades de tener rápidamente una infección por lo tanto es muy importante que no te metas a bucear o a cualquier actividad que implique que  tus ojos vayan a entrar en contacto con agua de piscinas, ríos, mares, etc. con los lentes. Acude a un centro oftalmologico ante cualquier signo de infección.
  • No abusar del aire acondicionado o del cloro de las piscinas: ya que nos podrían causar el síndrome del ojo seco.

Síguenos en Instagram y mantente en contacto con nosotros.