BLEFAROPLASTÍA

La blefaroplastía (blefaro, significa párpado en griego) es la cirugía que permite corregir algunos defectos hereditarios o secundarios al proceso natural de envejecimiento de los tejidos de los párpados.

El párpado es un pliegue de piel y músculo móvil que cubre a los ojos; su función es protegerlo y humectarlo mediante las lágrimas. Por otra parte, el reflejo del parpadeo protege al globo ocular de cuerpos extraños.

Los párpados -además de cumplir la función protectora de los ojos- tienen importancia en la expresión de emociones y de los distintos estados de ánimo. Por eso, cuando se van produciendo cambios en ellos, podemos notar que se pierde la vivacidad de la mirada y de la expresión. Estos y otros cambios dan apariencia de cansancio, de enojo o envejecimiento y en casos severos hasta podrían obstruir la visión.

El párpado tiene una piel muy delgada y existen uniones elásticas entre ella y el músculo orbicular que está inmediatamente por debajo; el que nos permite abrir y cerrar los ojos. El músculo orbicular a su vez está unido mas atrás con una fina capa fibrosa que se llama septum y que es responsable de contener la grasa que está en la órbita (que rodea y protegie el ojo).

Cuando por factores genéticos o el paso de los años el septum se atrofia, la grasa protruye hacia adelante levantando la piel y es entonces que podemos hablar de “bolsas en los párpados”. Estas bolsas se acentúan en las mañanas o cuando la persona está más cansada.

INDICACIÓN QUIRÚRGICA:

Tanto hombres como mujeres se realizan este procedimiento, no sólo por razones estéticas, sino porque les causa problemas de visión que pueden empeorarse con el transcurso del tiempo.
El objetivo de la blefaroplastía es solucionar las dificultades funcionales derivadas de la redundancia de tejidos y lograr además una mejoría estética, restableciendo una mirada rejuvenecida, actuando sobre el párpado superior caído o las bolsas del párpado inferior que dan un aspecto cansado y envejecido.

EXPLICACIÓN DE LA CIRUGÍA:

Se realiza una extirpación de la piel redundante de los párpados superiores e inferiores y una extracción o transposición de las bolsas grasas, en un procedimiento con anestesia local y sedación, donde no existe dolor alguno ni en la cirugía ni tras esta.

CUIDADOS PRE OPERATORIOS

• Evitar medicamentos anticoagulantes y antiplaquetarios.
• Suspender el tabaquismo si fuese posible.
• Realizar exámenes pre-operatorios.
• Leer en detalle la guía de cuidado operatorio entregada por el doctor.
• Organizar las actividades personales, laborales y sociales pensando en un período de recuperación de dos semanas.
• Consultar ante cualquier duda.

RECUPERACIÓN

• El tiempo de recuperación es de dos semanas aproximadamente.
• El resultado final se ve al mes y medio post operatorio, cuando termina el proceso de cicatrización y se reestablece el sistema de drenaje linfático.

img-mira-1

Técnica de facoemulsificación (ultrasonido) para licuar el contenido del núcleo cristalino durante la cirugía de catarata.

img-mira-2

Inserción de lente intraocular plegable en el saco capsular durante la cirugía de catarata.

Lente Intraocular

Existe una amplia variedad de lentes. En los últimos años los lentes intraoculares de acrílico plegables han ampliado su espectro de mejorías ópticas, existiendo los LIO para corrección de astigmatismo (LIO tóricos). Como posibilidad de corrección de la presbicia se han ido haciendo populares los LIO multifocales.

 

Los lentes tienen distintos costos de acuerdo a sus características específicas.

 

Es importante utilizar  los que  mejor se adecúen a los requerimientos del paciente. En algunos casos será necesario otro tipo de lentes encargados a medida, tales como multifocales.

 

Es importante conversar con su médico a fin de informarse  de las características y beneficios de cada lente en su caso particular.

CUIDADOS POST OPERATORIOS

• Las heridas se dejan al descubierto y no es necesario mantener los ojos tapados. Se aplica hielo intermitente para evitar la formación de moretones y para moderar la inflamación durante los tres primeros días, en las que los pacientes deben mantener reposo.
• Los puntos se retiran a la semana.
• En general, el post operatorio no duele: puede haber sensación de tirantez de los párpados, principalmente al cerrar los ojos y se debe al edema secundario a la inflamación de los tejidos agredidos. Desde el tercer día comienza a revertirse esta situación. También es normal que aparezcan moretones de intensidad variable que van disminuyendo gradualmente y suelen durar unos ocho a 10 días. Molestias como picazón del ojo o sensación de ojo seco pasan a los pocos días y puede ser útil la lubricación del ojo con lágrimas artificiales.
• El paciente puede leer desde el primer día y los usuarios de lentes de contacto los pueden utilizar generalmente desde que retiramos los puntos.
• El maquillaje más completo, incluyendo máscara de pestañas, puede reiniciarse a las tres semanas, teniendo cuidado al desmaquillarse en las noches.

• La actividad cotidianas pueden reanudarse precozmente, tras los tres primeros días de mayores cuidados.
• El ejercicio físico más intenso puede reanudarse a las tres semanas.
• Las cicatrices son muy poco notorias dado el lugar donde se hacen las incisiones y pueden verse un poco enrojecidas las primeras semanas, pero luego van atenuándose y a la sexta semana son indisctinguibles o poco notorias.
• Es necesario tener paciencia y recordar que los procesos de cicatrización tienen su evolución y etapas.
• Es fundamental acudir a todos los controles post operatorios con el cirujano para vigilar una adecuada evolución. Y consultar todas sus inquietudes

IMPORTANTE

Es importante que converse y consulte con su médico especialista en oculoplastica todas sus dudas acerca del tratamiento y los beneficios de la cirugía en su caso particular. De común acuerdo, usted y su cirujano pueden decidir si la cirugía de blefaroplastía es la opción apropiada para usted.